“Las nuevas tecnologías aportan muchos beneficios a un aprendizaje eficaz”

Álvarez defiende que los maestros fomenten competencias en destrezas y habilidades acordes a los nuevos tiempos

La innovación y la creatividad son dos de los valores del Colegio Sagrada Familia de Alcoy. Su director explica cómo han integrado las tecnologías en todos los ciclos educativos.

 Metodologías activas, competencia digital, identidad digital, geolocalización y realidad aumentada, didáctica de las ciencias, herramientas web 2.0… son términos y tecnologías educativas cada vez más implantadas en el trabajo diario de centros educativos de todo el mundo.

Uno de ellos es el Colegio Sagrada Familia de Alcoy (Alicante), cuyo director Juan Francisco Álvarez es Doctor en Tecnología Educativa y Experto Universitario en Internet y sus aplicaciones. En su opinión, las tecnologías han creado formas más eficaces de aprender y es clave que el mobiliario escolar sea dinámico y flexible para poder acoger estos dispositivos y adaptarse a las nuevas propuestas educativas.

¿Cuáles diría que son las claves de la educación hoy en día?

La educación hoy en día necesita un cambio. Afortunadamente, ese cambio  se está dando. Las cosas que se están haciendo bien se están consolidando y son cada vez más los docentes concienciados de que otra educación es posible. Las metodologías activas ya están presentes en muchos centros, dando el protagonismo a quien realmente lo debe tener, el alumnado, que construye su propio aprendizaje desde la supervisión y guía del profesorado. Se asumen roles muy distintos a los que tradicionalmente nos tenía acostumbrados la educación.

Así mismo, están emergiendo otras formas de evaluar y también se están acometiendo cambios muy necesarios, en cuanto a espacios y mobiliario escolar. Aun así, queda mucho camino por recorrer y mucho por hacer.  Y, también, por qué no reconocerlo, se cometen muchos errores; eso, al contrario de lo que pueda parecer, es una oportunidad estupenda para levantarse y seguir aprendiendo.

¿Cómo ha modificado la forma de enseñar la introducción de las tecnologías en el aula?

Aunque todavía queda una pequeña minoría de profesorado que huye de las tecnologías o que sigue usándolas para lo mismo, las tecnologías han creado formas muy diversas de entender la educación. Al igual que las tecnologías han cambiado la sociedad, las costumbres, los hábitos, etc., su incursión en la educación ha posibilitado formas más eficaces de aprender.

Con ellas, el aprendizaje se ha hecho ubicuo, colaborativo, aumentado, geolocalizado, formal-no formal-informal, autodidacta, etc. Todo ello implica que los docentes debemos preocuparnos más porque nuestros alumnos sean competentes en habilidades más acordes con los nuevos tiempos y menos por seguir incidiendo en otras destrezas ya no tan necesarias.

¿Para qué insistimos en que nuestro alumnado memorice determinados contenidos que en cuestión de segundos puede consultar realizando una sencilla consulta en Internet? Con esto no quiero decir que no se tenga que memorizar o trabajar la memorización de determinados contenidos en la escuela, pero sí es importante cambiar nuestra forma de entender la educación y adaptarla a estos nuevos tiempos, con todo lo que eso conlleva.

¿Cómo ha sido la experiencia de aplicar esas tecnologías en el colegio Sagrada Familia de Alcoy?

En estos últimos tres años hemos introducido los dispositivos móviles en el aula desde Infantil a Primaria y Secundaria. Se ha dotado al centro de una buena infraestructura wifi que permite que todo el profesorado y el alumnado dispongan de una conexión a Internet que le permita conectarse donde y cuando quiera desde cualquier rincón del centro.

Y por último, se ha formado al profesorado y se están aplicando en el centro metodologías activas que van desde las aulas temáticas en Infantil, a las inteligencias múltiples y el trabajo por proyectos en todos los niveles del centro. Al principio fue bastante duro para todas las partes implicadas (profesorado, alumnado, padres y madres, etc.), pero en la actualidad y, vistos los progresos que este cambio ha originado, seguimos trabajando ilusionados para llevar adelante este proyecto.

¿Qué tipo de dispositivos empleáis y cómo se han integrado en las aulas y en el trabajo diario de alumnos y docentes?

En Infantil se está dotando a todas las aulas de tablets para que los alumnos puedan interactuar con ellas en pequeños grupos. Y todas las aulas de ese ciclo cuentan con pizarra digital y un rincón con un ordenador.

En Primaria se ha implementado un sistema bajo la filosofía BYOD (bring your own device) por la que cada alumno trae su propia tablet de casa – con unos requisitos para que se pueda trabajar por igual-. En cada aula existe una pizarra digital con cañón y ordenador.

En ESO, se están empleando las tablets que se implantaron en Primaria, pero estamos contemplando la posibilidad de que, al menos en 3º y 4º de ESO, los alumnos traigan sus propios portátiles y así puedan trabajar con mayores prestaciones dado que a esas edades ya se puede dar más juego a estos dispositivos. De momento, se está trabajando con las tablets y con los smartphones de los alumnos para realizar actividades y propuestas que conectan la tecnología móvil y las metodologías activas.

¿Pueden contribuir esas tecnologías a fomentar conceptos nuevos, cada vez más presentes en la educación, como trabajo por proyectos o inteligencias múltiples?

No sólo contribuyen sino que en muchas ocasiones estas tecnologías son necesarias e imprescindibles pues aportan muchos beneficios a la consecución de un aprendizaje eficaz. Todo eso no quita que, en aquellas ocasiones que no aporten nada, no las utilicemos. Saber desconectar para conectar cuando es necesario y beneficioso para el aprendizaje es importante.

En ese sentido, ¿se está consiguiendo avanzar hacia un aprendizaje personalizado, que logre aprovechar las cualidades y capacidades de cada alumno?

Por supuesto. Con estas metodologías activas, con el uso de las tecnologías, con un nuevo concepto de tiempos y espacios y con unos roles diferentes tanto del docente como del alumno, se consigue que el  aprendizaje esté cada vez más amoldado a cada persona.  Dicho aprendizaje se produce atendiendo a cada realidad, a cada ritmo y a  cada necesidad y se hace tanto de forma autónoma como aprovechando las ventajas del trabajo colaborativo, tanto entre iguales como con expertos, guías y asesores.

La creatividad y la innovación son cualidades de vuestro centro. ¿Qué puedes contarnos de todo esto?

Trabajar con metodologías activas propicia que siempre estemos involucrados en proyectos y en actividades varias que, además de generar aprendizaje, propician el desarrollo de la creatividad en nuestro alumnado. Muchos de estos proyectos son interdisciplinares, interniveles (Infantil, Primaria y Secundaria) y telecolaborativos (con alumnos de  centros de otras partes de España o incluso del extranjero). Así se potencian las destrezas y habilidades de cada alumno y se ponen en juego las inteligencias múltiples, consiguiendo así sacar lo mejor de cada uno de ellos.

Todas las competencias se aplican en cada una de las actividades que realizamos. Estamos convencidos de que es por ahí por donde debe ir la educación de nuestros días, para formar personas del presente que vayan a poder desenvolverse con soltura en el futuro.

¿Cuál es la importancia del mobiliario en la configuración de aulas innovadoras? ¿Cuáles deben ser sus cualidades?

El mobiliario escolar es muy importante para redefinir tiempos y espacios, para que el aprendizaje sea eficaz y para que nuestro alumnado se sienta cómodo y a gusto en el lugar donde pasa más horas del día. No hay mejor aprendizaje que aquél que se realiza de forma ilusionada, voluntaria y sin restricciones o impedimentos. El mobiliario escolar de un tiempo atrás no ayuda en todo esto. No permite trabajar bien en grupos, en reflexión personal o en una asamblea de toda la clase sucesivamente. Por todo ello, debemos buscar nuevos espacios en el centro o incluso fuera de él que nos permitan trabajar así: un rincón debajo de una escalera, los pasillos, pequeñas habitaciones o grandes espacios diáfanos. El mobiliario de esos espacios debe cumplir al menos con dos premisas: ser dinámico y flexible. Dinámico para que pueda no sólo moverse sino también agruparse y separarse atendiendo a lo que necesitemos en cada momento. Y flexible para que pueda adecuarse a cada alumno, a cada clase, a cada actividad concreta.

¿A qué necesidades reales debe responder ese mobiliario? ¿Cuáles son las diferencias de esas necesidades mobiliario si atendemos a etapas educativas diferentes, como son infantil, primaria y secundaria?

Además de ser dinámico y flexible, el mobiliario debe cumplir requisitos ligados a la estética, a la funcionabilidad y a la utilidad. Además, debe lograr que el alumnado se sienta cómodo. Por ejemplo, ¿de qué nos sirve un armario muy bonito y colorido con estantes fijos a determinadas medidas si no lo podemos utilizar para guardar recursos si éstos no caben en los estantes?

En Infantil, buscamos un mobiliario acorde a nuestra forma de trabajar (aulas temáticas) y a las características del alumnado de esta etapa, en cuanto a altura y funcionalidad, teniendo en cuenta que muchas actividades se realizan en contacto con el suelo. En el aula de juego, harán falta también estantes bajos y baúles abiertos y bajos, pufs y colchonetas, etc.

En cambio, en Secundaria se necesitan muebles más altos y que permitan una disposición movible y adaptable al trabajo individual y grupal. Puede ser conveniente también contar con alguna grada reconfigurable que permita organizar desde asambleas a exposiciones a convertirse en módulos que sirvan de forma individual o en una pequeña área grupal para pensar, reflexionar, etc.

Otro elemento necesario son las taquillas y armarios preparados para poder guardar los dispositivos móviles o portátiles, con la posibilidad de que dispongan de tomas de corriente eléctrica para cargar esos dispositivos. Supone un reto apasionante pero, a la par, complicado, por lo variado de las necesidades y exigencias que plantea. Por último, no debe olvidarse que tanto alumnado como profesorado ha de sentirse cómodo trabajando con este mobiliario.

Más información sobre Juan Francisco Álvarez

Profesor asociado en el Departamento de Didáctica General y Didácticas Específicas de la Facultad de Educación de la Universidad de Alicante y del Máster Universitario de Innovación en Tecnología Educativa de la Universidad Católica de Valencia, Juan Francisco Álvarez ha participado como ponente en jornadas y encuentros especializados como Novadors, AuKEra topaKEta, AKOE – red de cooperativas, Eduketing 2016, II Encuentro Buenas Prácticas CITA, Congrés Lliurex, Edutopia – Edutopias Educativas y Encuentro Internacional Educared, entre otros.

Además de aplicar diversos formatos de tecnologías educativas en todos los ciclos formativos del Colegio Sagrada Familia de Alcoy, Álvarez es un usuario activo de diferentes redes sociales como @juanfratic (twitter, instagram, facebook, pinterest, slideshare, etc.) y reflexiona e investiga sobre tecnologías educativas en su blog

http://juanfratic.blogspot.com.es

Comments

Text or HTML to be displayed before the set of comment form fields if the user is not logged in.

Artículos relacionados

06/02/2018

“Las aulas deben servir para más que para alojar alumnos. Tienen que favorecer la convivencia”

Gabriel Verd reflexiona sobre la contribución de la arquitectura a los nuevos métodos de enseñanza.

17/07/2017

“La influencia del mobiliario escolar en las capacidades de aprendizaje para la generación de nuevos productos y recomendaciones”

Conversamos con Marcelo Alegre, diseñador de Actiflex, la nueva colección de Federico Giner. ¿Cómo surge la posibilidad de colaborar con […]

Rosa Porcar: “El mobiliario escolar debe cumplir los requisitos de salubridad, funcionalidad y emoción”

El Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV) estudia el comportamiento del cuerpo humano y su relación con los productos, entornos […]

MI CUENTA

Información personal

Identifícate